Palabras Sueltas

Palabras Sueltas

Piura
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Comentarios a vuelo de pájaro.


º YA no debe de quedar la menor duda acerca del perfil mafioso de este gobierno de Pedro Castillo. Falsificarle la firma nada menos que al director de Contrainteligencia del ministerio del Interior, Luis Erasmo Sánchez, y ponérsela al memorándum que despedía, como si él lo estuviese haciendo, al coronel Harvey Colchado del grupo de apoyo policial a los fiscales que investigan al entorno familiar del jefe de Estado es a todas luces un repugnante acto delictual.
º ¿CREEN ustedes -esa es la pregunta del millón- que dicho fraude se haya perpetrado a espaldas del titular de la mencionada cartera del Interior, Willy Huerta y que éste no supiera nada de nada de lo que se estaba consumando en sus propias narices? Imposible. Ni para delinquir sirve esta gente de Castillo.
º LO que debe hacer ahora el Congreso es apurar la censura impostergable de Huerta. Y que se investigue, también desde allí, lo ocurrido para desentrañar, no el trasfondo de todo esto, que ya se sabe cuál es, sino a quienes estuvieron moviendo en las sombras y desde arriba los hilos de esta madeja, y que tampoco cuesta adivinar quiénes son. Porque en esta vida, Pedro, todo se sabe. Así sea más tarde que temprano.
º LO cierto es que todas estas ilegalidades, sumadas a los actos de corrupción que se investigan, enturbian más las cosas que están pasando en el país y que han violentado la tranquilidad y la paz social de los peruanos.
º NO es la derecha ni la oposición que la represente en el Parlamento, ni la prensa, ni el Poder Judicial, ni el Ministerio Público, los que le estén metiendo más carbón al fuego. Es el mismo Castillo y sus ganapanes, con sus correrías, faltas y culpas, quienes lo están ayudando a cavar su propia tumba. Si es que antes -y que Dios no quiera- no tengamos que ver aterrorizados cómo se incendia la pradera.
º ESTO tampoco favorece a Castillo en sus tentativas de tender un puente de plata con el nuevo presidente del Congreso, José Williams. Quiere sentarse a dialogar con él para hilar ambos una agenda común y sacar adelante al país. El doble discurso de Castillo, inflamado lejos de la capital y sólo a veces comedido cuando está acá, y su frivolidad hasta para desentenderse de la palabra empeñada e incumplirla, como ocurrió aquella vez con el cardenal y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Pedro Barreto, a quien embarcó en una mesa de diálogo que nunca prosperó, todo eso genera desconfianza. Hasta para decir de Castillo que no es una persona realmente de fiar. Porque el que miente una vez, miente siempre.
HASTA MAÑANA