03
Vie, Feb

Esos díscolos años 80

Esos díscolos años 80

Sociedad
Typography
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

HAY muertes, como la de Santos Ayala Chunga ocurrida la semana pasada, que tienen el efecto de hacerte mirar atrás y en esa retrospectiva arrancarte una exclamación como esta: “¡Carajo!, cómo pasa el tiempo”.

En el periodismo radial en Piura, aquel que echó raíces por los 80 y rompió marcas de sintonía en los sectores populares por provocador, en él Santos Ayala fue, digamos, un referente.
TAMBIÉN es bien cierto que esa chispa no la tuvo, desde luego, el periodismo radial anterior al de los mencionados años 80. Ese sólo se limitó, cuando se le daba espacio, a la simple y fría lectura de titulares y noticias. Se leía lo que aparecía publicado en los diarios locales de entonces: “El Tiempo”, “La Industria” y “Correo”. Y de allí no se pasaba; sus límites eran esos. Opinar era obviamente un ejercicio desconocido en aquellos programas; tampoco se entrevistaba a nadie. Por esa aridez, el interés por ellos se perdía rápido.
AUNQUE a veces no faltaba alguien, detrás del micro, que quebrara, con alguna ocurrencia personal, tal hastío. Como aquel locutor que despertaba a sus radioyentes con el grito de Tarzán y diciéndoles, “A levantarse o los levanta Tarzán”, antes de empezar a leer las noticias recién publicadas esa mañana. Él se llamó Carlos Trelles Salazar y fue un presentador de radio muy popular en esos días por ingenioso y dicharachero. Bromeaba con su audiencia.
MÁS tarde nacería en Piura el primer noticiero radial que dejó de lado esa a la sazón ya vieja costumbre de leer y releer sólo lo publicado por los diarios locales. Salió al aire con una producción periodística propia, y con corresponsales en todo el departamento. La jefatura de la redacción central de aquel noticiero la asumió Evaristo Lozada Valencia, un trajinado periodista que contaba ya con muchísimas horas de vuelo en este oficio. Y fue Juan Guerra Cruz quien impulsó con atrevimiento esta fascinante aventura periodística a la que bautizó con el nombre de “¿Qué pasa en la ciudad?”.
GUERRA, Santos Ayala y César Córdova, sólo para mencionar a los tres, fueron, a través de sus respectivos programas, quienes más subvirtieron el periodismo radial en esos años 80. Encarando autoridades, denunciando cosas y defendiendo hasta imposibles. Y haciéndolo sin cuidar las formas ni el lenguaje. Fue una irreverencia que, por cierto, les granjeó público y los hizo populares.

Anuncio Caja Sullana
Anuncio Palomino Abogados
Desarrollo Web Banner

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.